Hospital Star Medica Lomas Verdes, Consultorio 911 L - V 08:00-12:30; S 09:00-15:00 55 4472 6918

Cirugía de Pelvis y Acetábulo

CIRUGÍA DE PELVIS Y ACETÁBULO

La anatomía del anillo pélvico y el acetábulo implican intervenciones quirúrgicas complejas y demandan que las reducciones tengan exactitud anatómica para poder lograr resultados funcionales positivos.

En la mayoría de los casos la cirugía de pelvis y acetábulo se realiza para reparar fracturas de estas estructuras producidas generalmente por caídas, accidentes automovilísticos u otros eventos traumáticos. Estas fracturas causan dolor en el área de la cadera y la incapacidad para caminar sin ayuda.

¿Qué es una cirugía de pelvis y acetábulo?

La cirugía de pelvis y acetábulo, es una intervención quirúrgica que debe ser llevada a cabo por un médico ortopedista entrenado en este tipo de operación, mediante la misma se logran reducir las fracturas producidas en estas estructuras como consecuencia de los diversos traumatismos que puedan incidir sobre ellas.

¿Para qué sirve una cirugía de pelvis y acetábulo?

La cirugía de pelvis y acetábulo permite corregir lesiones como las fracturas desplazadas e inestables de esta zona del cuerpo. Las lesiones de pelvis y acetábulo generalmente requieren exposición quirúrgica para limpiar los fragmentos producidos por la fractura, posteriormente las estructuras se realinean durante la operación y luego se aseguran con placas y tornillos.

La realineación precisa de la fractura promueve la cicatrización del hueso y del cartílago, lo que a su vez mejora los resultados a largo plazo. La estabilidad temprana de la fractura permite un movimiento cómodo de la cadera. El movimiento acetabular también mejora la curación del cartílago articular.

Cirujano-Ortopedista-en-Satelite-Dr-Daniel-Machuca-Especialista-en-Cirugia-de-Pelvis-v001-compressor

¿Cómo se realiza una cirugía de pelvis y acetábulo?

Al realizar la cirugía de pelvis y acetábulo, el cirujano ortopedista hará la reducción de la lesión y volverá a juntar los huesos pélvicos, además los mantendrá en su lugar con un dispositivo interno, como:

  • Pasadores (tornillos quirúrgicos). Esto se usa si la ruptura es donde el fémur se une a la pelvis (fractura del cuello femoral) y si el paciente es joven y activo, o si el hueso roto no se ha movido mucho fuera de lugar. Si es mayor y menos activo, es posible que necesite un dispositivo de metal de alta resistencia que se ajuste a la cavidad de la cadera y que reemplace la cabeza del fémur (hemiartroplastia).
  • Tornillo de compresión y placa lateral. Esto se usa para un tipo de fractura de cadera con la finalidad de mantener el hueso roto en su lugar mientras permite que la cabeza del fémur se mueva normalmente en la cavidad de la cadera.
  • Placas y tornillos. Tras la limpieza quirúrgica de la fractura se reducen los huesos fracturados y se busca la fijación estable.

Si una lesión de la pelvis o del acetábulo ha comprometido la articulación de la cadera tanto que la reducción y la fijación no estabilizan los huesos, los médicos pueden recomendar un procedimiento para reemplazar los componentes lesionados de la articulación de la bola con piezas protésicas duraderas, generalmente hechas de metal y polietileno.

En este caso el cirujano hace una incisión en la parte frontal, lateral o posterior de la cadera para llegar a la articulación. Quita la cabeza femoral redonda y la superficie dañada del acetábulo en forma de cavidad, así como también piezas sueltas de cartílago u otro tejido. Luego, el cirujano coloca las piezas protésicas en su lugar y cierra la incisión con puntos de sutura. Los médicos inyectan analgésicos en los tejidos circundantes de la cadera para ayudar a controlar las molestias después del procedimiento.

¿Cómo es la recuperación después de la Cirugía?

Dependiendo de qué tan complicada sea la cirugía de pelvis y acetábulo, el paciente puede pasar algún tiempo en cuidados intensivos o en la unidad de terapia intermedia después de su operación. También puede estar unas pocas horas en la sala de recuperación mientras sale de la anestesia antes de trasladarlo a su habitación.

Es posible que el paciente no pueda sentir o mover la pierna durante varias horas esto ocurre con algunos tipos de anestésicos, cuando se despierte, puede ser que perciba alguna molestia o dolor.

Luego de la cirugía, durante la hospitalización se le administrará algún anticoagulante como la warfarina para evitar la formación de coágulos sanguíneos. Esto se debe a que después de las fracturas de la pelvis, es mucho más probable que sufra trombosis de las venas profundas, los coágulos de sangre, generalmente se forman en las venas de la pantorrilla.

El paciente deberá seguir un plan progresivo de fisioterapia dirigido por un profesional. Tres meses después de la mayoría de las cirugías de pelvis y acetábulo, el paciente podrá caminar sin muletas y volverá a desarrollar sus actividades cotidianas. La rapidez con que las personas vuelven a la normalidad es muy variable y depende de muchos factores, entre ellos: la edad, la magnitud de la lesión, la técnica quirúrgica empleada, la existencia de lesiones previas u otros problemas de salud.

¿Cuáles son los riesgos de ésta Cirugía?

Los riesgos asociados con la cirugía de pelvis y acetábulo son numerosos y, lamentablemente, no son infrecuentes e incluyen coágulos sanguíneos de venas profundas, neumonía, infección de la herida, lesión nerviosa y cicatrización, entre otros.

Los riesgos se manejan mejor siendo conscientes de su posibilidad y tratando de prevenirlos. Los coágulos venosos profundos se tratan con medicamentos anticoagulantes. Las infecciones requieren cirugías posteriores para limpiar la herida. Un cirujano experimentado debe ser capaz de manejar no solo la cirugía, sino también sus complicaciones.

La cirugía de pelvis y acetábulo tiene un mejor pronóstico en manos de un cirujano ortopedista experto en este tipo de procedimiento, ya que probablemente el paciente tendrá menos complicaciones. Muchos factores afectan el resultado final; sin embargo, no es un secreto que un cirujano experimentado es un comienzo inteligente para lograr un buen resultado.

En el caso de que usted desee agendar una Consulta con el Dr. Daniel Machuca quien es Ortopedista de Satélite, no dude en enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto. El Doctor Machuca se especializa en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de la cirugía de pelvis y acetábulo.

Cirujano-Ortopedista-en-Satelite-Dr-Daniel-Machuca-Especialista-en-Cirugia-de-Pelvis-v002-compressor

Agendar Consulta

Call Now Button