Hospital Star Medica Lomas Verdes, Consultorio 911 L - V 08:00-12:30; S 09:00-15:00 55 4472 6918

Lesiones de Pelvis y Acetábulo

LESIONES DE PELVIS Y ACETÁBULO

Las lesiones de pelvis y acetábulo más frecuentes son las fracturas y se encuentran entre los traumatismos más graves tratados por los cirujanos ortopedistas. Ocurren a menudo a consecuencia de un incidente traumático, como un accidente automovilístico o una mala caída, las fracturas de pelvis y acetábulo requieren un tratamiento rápido y preciso y, en algunos casos, uno o más procedimientos quirúrgicos.

Personas de todas las edades son vulnerables a estas lesiones. Además, algunos pacientes ancianos con huesos frágiles debido a la osteoporosis desarrollan fracturas de la pelvis y del acetábulo con una caída de bajo impacto.

¿Qué son las lesiones de pelvis y acetábulo?

La pelvis es la base central del esqueleto. Cuando se lesiona, puede convertirse en una fuente potencial de discapacidad a largo plazo, e incluso puede llegar a ser mortal.

A través de los avances en el tratamiento quirúrgico de las lesiones pélvicas, un cirujano ortopedista tiene la posibilidad de intervenir y mejorar los resultados de estas lesiones potencialmente devastadoras.

El acetábulo es la parte en forma de copa de la pelvis que constituye el “zócalo” de la articulación de la cadera. Una fractura acetabular se produce cuando se rompe este zócalo.

Estos tipos de fracturas son mucho menos comunes que la mayoría de las fracturas de cadera, que generalmente afectan la bola de la articulación (la parte superior del fémur).

Cirujano-Ortopedista-en-Satelite-Dr-Daniel-Machuca-Especialista-en-Lesiones-de-Pelvis-y-Acetabulo-v001-compressor

¿Cuáles son las causas de las lesiones de pelvis y acetábulo?

Las lesiones pélvicas involucran modificaciones en la estructura del anillo óseo ligamentoso de la pelvis o el acetábulo de la articulación de la cadera. Por lo general, son causados por traumas de alta energía y pueden estar asociados con una morbilidad o mortalidad significativas en el momento de la lesión debido a una hemorragia excesiva y lesiones abdominales, torácicas o en la cabeza del fémur.

¿Cuáles son los síntomas de las lesiones de pelvis y acetábulo?

Las lesiones de pelvis y acetábulo causan dolor intenso a la altura de la ingle, normalmente luego de producida una caída el paciente no puede moverse, también se presenta una incapacidad para soportar el peso en especial sobre la pierna ubicada en el lado lesionado, existe disparidad de tamaño entre las dos piernas.

La persona puede sentir cierto hormigueo o adormecimiento hacia el área genital o en los muslos. En ocasiones hay hematomas, laceraciones, hemorragias o inflamación en el área de la cadera. Además usualmente hay dolor o incomodidad al sentarse o durante la evacuación de las heces.

¿Cómo se diagnostican éste tipo de Lesiones?

El cirujano ortopedista diseña el plan de acción para la reducción de las lesiones de pelvis y acetábulo de un paciente, a partir del diagnóstico producido con la información recopilada mediante un examen físico, donde examinará la pelvis, las caderas y las piernas, probará las posibilidades motoras de la cadera y la estabilidad aplicando una compresión suave.

La información obtenida en esta primera etapa será complementada con los estudios de imagenología, los cuales se apoyan en radiografías para determinar qué tan desplazados están los huesos, así mismo se empleará la tomografía computarizada para proporcionar una imagen más detallada, la misma ayuda a evaluar la asimetría y la rotación del sistema pelvis-acetábulo.

¿Cuáles son los Tratamientos recomendados?

Los pacientes con lesiones de pelvis y acetábulo suelen tener desplazamiento. En otras palabras, los huesos no están en la posición adecuada y deben realinearse o colocarse nuevamente en su lugar. Los médicos usan el término reducción para describir este proceso. Si la superficie de la articulación se cura mal (es decir, con irregularidades), el cartílago que recubre la articulación se frotará y desgastará, preparando el escenario para una artritis severa de la articulación, pérdida de movimiento, disminución de la función y dolor.

El tratamiento para pacientes con lesiones de pelvis y acetábulo se basa en una serie de factores que incluyen el tipo de lesión, la estabilidad de la pelvis y el grado de desplazamiento de los huesos. Los pacientes con una fractura pélvica estable, sin desplazamiento o dislocación, son los candidatos más probables para un tratamiento no quirúrgico.

Algunos pueden requerir una reducción cerrada (realineación sin un procedimiento quirúrgico abierto) bajo anestesia con o sin fijación externa. Algunos pacientes con fracturas del acetábulo también pueden ser tratados sin cirugía.

Por lo general, este tratamiento se selecciona para pacientes que no tienen desplazamiento y/o que no pueden tolerar la cirugía, como personas con problemas médicos importantes, infecciones u osteoporosis grave. La reducción cerrada se realiza mediante la manipulación realizada mientras el paciente está bajo anestesia o colocando al paciente en tracción.

Dentro de las opciones se presenta el tratamiento quirúrgico, en este caso la realineación de los huesos se puede hacer como una reducción abierta, en la cual el cirujano ortopédico realiza una incisión para manipular directamente el hueso, o como una reducción cerrada, en la cual esta incisión no es necesaria. Una vez que se realinean los huesos, el cirujano usa una fijación interna o externa para mantener el hueso en la posición correcta durante la curación. Se utilizan dispositivos metálicos que incluyen cables, clavijas, tornillos y placas.

En cualquiera de los casos el tratamiento debe acompañarse del uso de analgésicos, antiinflamatorios no esteroideos, anticoagulantes que reduzcan el riesgo de la formación de trombos venosos en las piernas y para aquellos casos donde hay fracturas abiertas y/o es requerida la cirugía deberán prescribirse los antibióticos necesarios para impedir algún tipo de infección bacteriana.

Las lesiones de pelvis y acetábulo constituyen una emergencia médica. El tratamiento de pacientes con lesiones de pelvis y acetábulo debe tomar en cuenta las particularidades de cada caso, por ello es imprescindible consultar con su médico ortopedista de confianza. En el caso de que usted desee agendar una Consulta con el Dr. Daniel Machuca quien es Ortopedista de Satélite, no dude en enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto. El Doctor Machuca se especializa en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de las lesiones de pelvis y acetábulo.

Cirujano-Ortopedista-en-Satelite-Dr-Daniel-Machuca-Especialista-en-Lesiones-de-Pelvis-y-Acetabulo-v002-compressor

Agendar Consulta

Call Now Button